Exfoliante casero para pies y manos

viernes, 5 de junio de 2015
Hola!

Ya estoy de nuevo por aquí, en este caso no os voy a enseñar a hacer una decoración, si no que voy a compartir con vosotr@s cómo hago yo un exfoliante casero para pies y manos.

Lo podéis usar en las piernas ya que viene muy bien para atenuar las estrías y, al contener café, también para la celulítis.

Fortalece las uñas a la vez que suaviza, nutre e hidrata manos y pies.

Yo lo suelo hacer en la ducha una vez a la semana, pero si tenéis un día de relax, probarlo a exfoliaros las manos y después poneros unos 5 minutos unos guantes estilo como los de las fruterías. Salen como nuevas las manos ;).


Estos son los ingredientes que vamos a usar:
De utensilios necesitaremos una cuchara sopera, otra de café, cuchara de madera para remover (para que no pierdan las propiedades los ingredientes), un tarro grandecito (ya que al haber echado bicarbonato y el limón va a crecer un poquito y puede rebosar)

- 4 Cucharadas soperas de café molido
- 4 Cucharadas soperas de azúcar moreno
- 4 Cucharadas soperas  de sal gorda
- 4 Cucharadas soperas de avena molida
- 1 Cucharada de café de bicarbonato
- Aceite de oliva
- 1 Cucharada de miel
- 1 Chorrito de limón

El café, azúcar moreno y sal gorda van a actuar de granos de exfoliante; la avena molida y el bicarbonato calmará la piel para pieles sensibles; el aceite de oliva y la miel nutrirá e hidratará y el limón tiene propiedades desinfectantes y vitamina C.

Vamos con la preparación:

Paso 1: Mezclamos el café, azúcar moreno, sal gorda, avena molida y el bicarbonato. 

Paso 2: Cuando este todo bien mezclado vamos a ir añadiendo aceite de oliva poco a poco removiendo con la cuchara de madera hasta que toda la mezcla se quede con aceite de oliva. Que no sobre una capa de aceite de oliva cuando termines de echarlo (si queda un poquito no pasa nada, pero que no sobre demasiado aceite)

Paso 3: Después echamos la cucharada de miel y removemos bien.

Paso 4: Para terminar echamos un chorrito de limón y volvemos a remover bien

Si queréis hacer menos cantidad para probarlo antes, las proporciones son: Igual cantidades de café, azúcar, sal y avena; bicarbonato con una pizca es suficiente, una pequeña cantidad de miel, chorrito pequeño de limón y cómo he dicho antes aceite de oliva lo que vaya absorviendo la mezcla.

Truco: La opción rápida por si se os acaba y justo os hace falta un día que no tenéis tiempo... es azúcar morena y aceite de oliva ;)

¡¡ATENCION!!

Hay que tener cuidado, este es un exfoliante grueso, por lo tanto agresivo. Antes de usarlo probarlo en una parte pequeña de la zona dónde la quieras usar. Y si no se produce irritación usarlo.
Yo por ejemplo no lo puedo usar en el cuerpo porque tengo la piel sensible y me enrojece la piel. Sólo lo uso en manos, pies y piernas. Hasta ahora la gente que lo ha probado le va igual que a mi pero ya sabéis cada piel es un mundo...

Otra advertencia es que no se puede tomar el sol después te usarlo, ya que con el limón te podrían salir manchas en la piel. Por lo que os aconsejo que lo uséis por las noches.
Y si por algo tenéis que salir a la calle después de usarlo (salir a la calle, no ir a tomar el sol eh!) usar protección solar de protección total o 50.

Y por supuesto no aplicarlo cuando hay heridas abiertas. 

No soy experta en productos naturales, si estoy haciendo algo mal estaré deseando oír vuestros consejos.

¿Haceis vosotr@s vuestros exfoliantes?

Si lo ponéis en practica decirme que tal os funciona :)

Besos!!!

Vero





2 comentarios

  1. Respuestas
    1. Me alegra que te guste!!cuenta que tal te va si lo haces! ;)
      Ya encontré un atajo para responderos desde el móvil :)
      Gracias por comentar
      Muuuuuack!

      Eliminar

Tus datos, brindados voluntariamente al comentar, son gestionados desde el panel de Blogger y almacenados en los servidores de Google. Puedes leer además nuestra Política de Privacidad en la parte inferior de ésta página.

¡MUCHAS GRACIAS POR TU COMENTARIO!